Sistemas de agarre 3.0

Una empresa es lo que su marca dice de ella, su sello de identidad y lo que finalmente es como empresa en relación con sus elementos internos y externos. El primer paso para obtener buenos resultados es identificar su marca como única. La marca ha de ser estratégica, permanente y especializada como punto de partida y después comunicativa, flexible y empática. Si la idea visual está bien pensada el resultado deberá ser el esperado. La marca y la empresa serán uno, soy lo que ves, ves lo que soy. La marca es su mejor sistema de agarre en el mundo off y online, el gran volumen de información que nos vemos obligados a manejar diariamente, es un reto para las empresas y sus marcas, si nos quedamos será porque la imagen que vemos nos ha generado confianza. El siguiente paso será darnos a conocer, difundir nuestras diferencias, especialización y coherencia ética. La difusión, hoy muy diluida por los malos entendidos en cuanto a buscadores, redes sociales y demás tópicos manejados ligeramente por ahí, no es tan diferente finalmente de nuestros sistemas más tradicionales, en cuanto a estudio y estrategia. Lo primero saber que hacer las cosas bien lleva el mismo trabajo y tiempo que hacerlas mal, la diferencia está en saber o no saber. Parece lógico, ¿verdad?, pero todos sabemos que antes y hoy siempre existieron y existirán aquellos que todo lo saben y hacen de todo. El tercer paso será mantenerse y ello nos exige estar en constante evolución con el mercado y la demanda. mantenernos siguiendo el sentido que hemos dado primero a nuestra marca y luego a su difusión, sin perder el ritmo de los cambios, un ejemplo claro es la web dejada a su albedrío durante años y luego escuchar "es que a mí nunca me ha servido para nada". El color, la tipografía, sus variaciones y finalmente los elementos internos y externos que implementarán la imagen visual. Reconocimiento de marca a través de todas las manifestaciones físicas de la misma. La coherencia en los diseños, la correcta aplicación en todo tipo de soportes físicos o audiovisuales, tales como tarjetas, sobres, carpetas, página web y un largo etc, quedará reflejado en un Manual Corporativo, imprescindible para evitar distorsiones en la aplicación de la misma. Coherencia desde principio a fin. Los colores y formas son asociaciones culturales que se inician en la infancia y de forma natural consciente o subconsciente añadimos ideas y sensaciones esos colores y formas. Sea cual sea el soporte hay que tener esto en cuenta pero si hablamos de web la relevancia es vital, el usuario destina menos de un segundo a captar la idea de lo que ve, asociarla y entenderla. No me hagas perder el tiempo, será su respuesta inconsciente.